La parlamentaria de IU afirma que “se trata de un logro de los trabajadores por su perseverancia y defensa de lo que era de justicia”.

 

La parlamentaria andaluza de Izquierda Unida por Cádiz, Inmaculada Nieto, se ha mostrado “muy satisfecha” de que la Junta de Andalucía haya decidido “dar marcha atrás” y optar finalmente a la readmisión del personal del servicio de marinería de los puertos de Barbate, Conil, Sancti Petri, Gallinera y Rota. Según le ha traslado a IU el responsable de CCOO del colectivo en Barbate, Antonio Vega, antes de final de mes se habrán incorporado los 20 trabajadores afectados a sus puestos de trabajo que venían desempeñando estas labores desde hace al menos dos décadas.

La parlamentaria andaluza ha señalado que “lo logrado se debe a la perseverancia de los trabajadores en la defensa de sus derechos” y apunta que “al colectivo le tocó vivir una situación a la que nunca se tenía que haber enfrentado, porque se trató de una decisión adoptada por la Junta de Andalucía a todas luces injusta y que si no hubiera contado con la presión social e institucional lograda, posiblemente no hubiera finalizado con esta buena noticia”. No obstante, Nieto ha señalado que “ahora lo importante es que los trabajadores recuperen sus vidas y confiar en que la Administración andaluza no vuelva a propiciar situaciones de este tipo”.

Por otra parte, la parlamentaria ha elogiado el trabajo desarollado por la Asamblea Local de IU en Barbate, “que desde un principio ha apoyado al colectivo de trabajadores y propició el apoyo unánime en el Ayuntamiento de la localidad; es justo reconocer los esfuerzos”, apuntó.

Cabe recordar que el servicio de marinería de los puertos gaditanos dependientes de la Junta de Andalucía fueron despedidos en medio del proceso en el que la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) procedía a la adjudicación del servicio a una nueva empresa. Esta adjudicación quedó dos veces desierta, según denunciaron los propios trabajadores, por la oferta a la baja presentada por la Junta de Andalucía. Este impasse fue aprovechado por la APPA para proceder a la subcontratación puntual de trabajadores para estos servicios sin contar con el personal que venía desempeñándolo desde hacía más de dos décadas, hecho que motivó que los trabajadores se decidieran a acudir a instancias judiciales. La resolución de la sentencia favorable para los trabajadores fue paralela a la nueva adjudicación a la empresa BCM y lo que “de manera natural debería haber sido una subrogación de trabajadores acabó en la no readmisión por parte de la Junta ante la sentencia a favor de los trabajadores; la Junta podía optar por readmitir o indemnizar y optó por la indemnización, algo más costoso y a la vez doloroso para los trabajadores”, denunció Nieto en su momento.

Esta situación llevó a IU denunciar en sede parlamentaria por la propia Nieto, una clara “persecución sindical” e “intento de escarmiento a quienes se atrevieron a levantar la voz” por parte de la Administración andaluza. Finalmente, el Gobierno andaluz ha dado marcha atrás y ha decidido proceder de la manera más justa y leal hacia los trabajadores, algo de lo que nos alegramos desde IU”, concluye la parlamentaria.

Share Button
Etiquetas:
 

Comments are closed.