El coordinador provincial de IU Cádiz, Fernando Macías, recuerda que “lo que hoy se vende a bombo y platillo no es más que el reparto del Fondo Social Extraordinario habilitado por el Gobierno central”

El coordinador provincial de Izquierda Unida, Fernando Macías, ha reclamado hoy a la Junta de Andalucía que “ponga a disposición de los municipios de la provincia de Cádiz el dinero procedente de fondos propios de la Junta para hacer frente a la tremenda necesidad social que atraviesan los pueblos y ciudades como consecuencia de la crisis del Covid-19”.

Así, el dirigente provincial puntualiza que los 4.282.200 € que la Delegación del Gobierno andaluz presume hoy de haber repartido entre los municipios de más de 20.000 habitantes y la Diputación de Cádiz, no es más que “el Fondo Social Extraordinario destinado por el Gobierno central de coalición a las comunidades para que éstas a su vez, distribuyan a ayuntamientos y diputaciones para poder atender los numerosos frentes de asistencia social abiertos en estos momentos”. “Unas cantidades, que, además –puntualiza Macías-, no han llegado aún a la Junta por los retrasos del propio Gobierno andaluz para solicitar las transferencias al Gobierno central, como ya denunció nuestra portavoz parlamentaria, Inmaculada Nieto, el pasado 7 de abril”.

No obstante, apunta el coordinador provincial que “lo verdaderamente importante es atender las necesidades de los municipios y no entrar en una pelea de titulares. Si la Junta quiere realmente ayudar a esta provincia, lo que tiene que hacer es destinar fondos propios que se sumen a los que ya han sido destinados por el Gobierno central para atender la gran demanda social de nuestros pueblos. Cuanto más dinero llegue a los ayuntamientos, más posibilidades de salir antes de esta terrible situación provocada por la pandemia”. Y añade, “nos estamos dejando la piel en los ayuntamientos y todas las administraciones deben poner todos los recursos disponibles para salir cuanto antes de esta crisis”.

Por último, apunta Macías, “el día después del que todos hablan ha pasado ya, por lo que consideramos urgente que las administraciones que estamos en primera línea tengamos los recursos adecuados ante la envergadura del desastre económico que nos cae encima”.

Cabe recordar que el Fondo Social Extraordinario aprobado por el Gobierno  está destinado a la atención a familias en situación de vulnerabilidad, para asegurar la cobertura de sus necesidades básicas y para ayudas de emergencia social; a reforzar las plantillas de centros de Servicios Sociales y centros residenciales, en caso de que sea necesario realizar sustituciones por prevención, por contagio o por prestación de nuevos servicios o sobrecarga de la plantilla; a reforzar los servicios de ayuda a domicilio, así como la adquisición de medios de prevención, tanto para personas usuarias como para trabajadoras y finalmente, a reforzar los dispositivos de atención a personas sin hogar, con el personal y medios materiales adecuados, asegurando que tanto ellas como quienes las atienden estén debidamente protegidas.

Share Button

Comments are closed.