La portavoz de IU, Carmen Álvarez, propone mecanismos como la creación de un gabinete de crisis con representación de todos los partidos o destinar a los ayuntamientos partidas que no podrán ser usadas por la Diputación para el refuerzo de tareas de atención a población vulnerable o labores de limpieza y desinfección en los municipios

Izquierda Unida ha registrado en la Diputación de Cádiz un documento con una batería de propuestas para que esta institución cumpla el “papel fundamental” que está llamado a tener de atención y auxilio a los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia ante la situación de crisis sanitaria, económica y social provocada por el Covid-19. La diputada provincial de IU, Carmen Álvarez, que ha trasladado estas propuestas directamente a la presidenta provincial, Irene García, ha señalado que “se trata de un resumen bastante exhaustivo y trabajado de las principales demandas que nos han hecho llegar desde nuestras alcaldías y desde los grupos municipales de municipios de menos de 20.000, en muchos casos, con muchas dificultades para afrontar el día a día ante la falta de medios físicos y humanos para atender a la población y de manera especial a la más vulnerable, a mayores y discapacitados”.

Así, la diputada provincial de IU ha señalado que “este conjunto de demandas tiene como objetivo que la Diputación de Cádiz se convierta en un verdadero altavoz de lo que necesitan nuestros pequeños municipios, guiando, coordinando y asesorando a los alcaldes en cuanto vayan necesitando ante esta terrible crisis que soportamos”.

De entrada, Álvarez ve fundamental que se cree con carácter de urgencia una Comisión de Seguimiento Provincial, “una especia de gabinete de crisis en el que estemos representados todos los grupos provinciales y a través del cual se pueda dar respuesta coordinada a la emergencia sanitaria, económica y social de la provincia”. De igual forma, el documento registrado por IU propone la puesta a disposición de las alcaldías de un canal de información, coordinación y atención abierto las 24 horas del día los siete días de la semana, para “informar sobre las medidas tomadas por los entes supramunicipales, centralizar las dudas y sugerencias que tienen los municipios para darle respuesta, así como buscar soluciones y elevar quejas y sugerencias a los gobiernos de la Junta de Andalucía y el Estado”. Entiende la diputada que “si este mecanismo hubiera estado en marcha días atrás, se podrían haber evitado situaciones desagradables como las que tuvo que soportar Alcalá del Valle ante el brote masivo del coronavirus en la residencia de ancianos del pueblo”.

Por otro lado, IU plantea que “se realice un análisis de las partidas presupuestarias de la Diputación de Cádiz que, con motivo de la situación de excepcionalidad que vivimos, va a ser imposible que se puedan desarrollar, total o parcialmente”. Según apunta la portavoz de IU, “la idea es que estas bajas presupuestarias puedan servir para poner en marcha un Programa de Transferencia a los Ayuntamientos, de cara a la contratación de personal temporal para realizar tareas de limpieza y desinfección, trabajadores sociales, auxiliares de ayuda a domicilio y demás personal necesario para atender directamente a la población de riesgo y vulnerable”. Así, IU ve fundamental el refuerzo de las plantillas de Diputación en áreas de asistencia a colectivos en riesgo, tales como como residencias de mayores y de personas con discapacidad o servicios sociales comunitarios, en áreas de gestión municipal o en áreas de gestión tributaria, “puesto que muchos ayuntamientos van a solicitar la exoneración de tasas e impuestos como basura o agua, por lo que será necesario contar con el personal suficiente”.

Asimismo, IU solicita el refuerzo y agilización de los trámites para la concesión de ayudas para garantizar el acceso de las familias a los suministros mínimos vitales (suministros básicos, alquiler, cobertura alimentaria, etc.) tanto a las familias ya incorporadas en los programas como a los nuevos demandantes, y plantea que se haga un seguimiento, por parte de los equipos profesionales de los servicios sociales comunitarios, a la dotación de alimentos a los menores en riesgo de exclusión.

Requiere IU el aumento de los mecanismos de fiscalización y control de las empresas (y subcontratas) adjudicatarias de servicios para que se cumpla la normativa en torno al Covid-19, especialmente en el servicio de ayuda a domicilio. Como novedad, plantea que se establezca un Plan contra la Soledad de l@s Mayores a través de atención telefónica diaria a personas en situación de soledad que no estén siendo atendidas por los servicios sociales comunitarios.

Finalmente, las propuestas de IU recogen sendos convenios con el Colegio de Psicólogos y de Abogados de la provincia de Cádiz para, por un lado, la atención psicológica a familiares de personas ingresadas o fallecidas, a personal en contacto directo en domicilios o trabajadores sociales de centros y residencias de mayores, y por otro, para el asesoramiento en el caso de moratoria de hipotecas.

La portavoz provincial de IU considera que “la Diputación tiene un papel vertebrador de la provincia fundamental, muchos municipios se están viendo desbordados por la situación y esta ayuda, guía y asesoramiento de la Diputación de Cádiz tiene que empezar a funcionar de manera coordinada lo antes posible”, indica Álvarez.

Share Button
Etiquetas:
 

Comments are closed.