La diputada provincial, Carmen Álvarez, lamenta que el Gobierno andaluz no haya sido sensible a la situación de vulnerabilidad de miles de familias de toda Andalucía

La diputada provincial de Izquierda Unida, Carmen Álvarez, hace un llamamiento a la Junta de Andalucía para que considere prioritario el pago de la Renta Mínima de Inserción Social a las personas demandantes de la provincia de Cádiz. La portavoz provincial entiende que “en momentos difíciles como los que estamos atravesando con la crisis del Covid-19, que está empeorando aún más la situación de vulnerabilidad de muchas familias, el retraso en el pago de la administración no puede ser un añadido más en la lista de problemas”.

La diputada provincial lamenta la “tibieza” con que está actuando el Gobierno de la Junta de Andalucía y afirma que “como siempre, PP, Cs y Vox se han olvidado de las personas en riesgo de exclusión social y de las familias desfavorecidas en las medidas aprobadas con carácter de urgencia”. Según recuerda, “la alarma ya existía antes de la crisis del coronavirus, porque precisamente Cádiz, junto a otras como Córdoba y Sevilla, es de las provincias que más retrasos acumulan en la resolución de expedientes, pudiendo llegar a los 18 meses, un tiempo excesivo para familias necesitadas que esperan como agua de mayo esta renta mínima”.

Así, la diputada provincial conmina a la Junta a que se agilice el pago de la Renta Mínima de Inserción Social (RMI) a familias que llevan esperando una resolución administrativa, “las familias afectadas necesitan una solución que pasa sin duda por agilizar los trámites, primando el bienestar y la seguridad de estas familias, garantizándoles unos mínimos para vivir en condiciones dignas”, apunta Álvarez, que añade que “la situación está siendo tan insostenible en Andalucía que hasta el Defensor del Pueblo Andaluz lo ha denunciado en varias ocasiones, siendo la respuesta de la administración siempre la misma, el silencio por respuesta”.

Insiste la portavoz en que resolver esta situación “no sólo ayudaría a mejorar las condiciones de vida de estas familias con necesidades económicas y sociales, sino que además aliviaría las arcas de los municipios, ya que al entrar en el plan de la Renta Mínima las ayudas municipales disminuyen considerablemente, al cubrirse con esta ayuda autonómica las necesidades básicas”.

Por otro lado, Álvarez solicita que “se refuercen los servicios domiciliarios para atender a personas en claro riesgo de vulnerabilidad, siempre que las trabajadoras y trabajadores extremen las medidas de prevención con sus correspondientes equipos de protección individual (EPI)”, así como que se agilicen los expedientes de resolución de pensiones no contributivas por jubilación e invalidez y que se articulen ya las ayudas previstas para el alquiler de viviendas para beneficiarios de este tipo de pensiones.

Asimismo, ha valorado de forma muy positiva el paquete de medidas anunciado por el Gobierno central de PSOE y Unidas Podemos en tanto en cuanto “dota de más recursos sociales y económicos a las familias, apoyan a autónomos y pequeñas y medianas empresas y refuerzan claramente lo público. Este escudo social constituye un claro apoyo para la defensa de las trabajadoras y los trabajadores”.

 

Solidaridad con afectados y sanitarios

 

La diputada provincial ha trasladado todo el apoyo y solidaridad con las personas afectadas por coronavirus en la provincia de Cádiz y con sus familiares, y de manera especial, con los dos casos que se acaban de conocer en una residencia de ancianos de Alcalá del Valle. “Nos consta que desde el Ayuntamiento y desde la Consejería se están poniendo todos los esfuerzos y medidas para hacer que los pacientes estén en las mejores condiciones posibles y para intentar impedir que pueda haber nuevos contagios, así que esperemos que todo vaya evolucionando sin complicaciones”.

Álvarez ha alabado el “enorme esfuerzo que está haciendo el conjunto de la sociedad para superar unida esta crisis; el esfuerzo de las y los empleadas de la sanidad, de quienes trabajan en el sector alimentario, del transporte, los cuidados, la limpieza, los y las autónomas y todas las personas que mantienen la cuarentena y permanecen en sus casas” y afirma que “hoy más que nunca tenemos que ayudarnos unos a otros, estrechar los lazos de colaboración y crear redes de voluntariado entre vecinos de la misma calle, del mismo bloque. Se lo debemos a nuestros mayores y a personas vulnerables al efecto de esta enfermedad, que tarde o temprano acabaremos venciendo con el esfuerzo común”.

Share Button

Comments are closed.