• La portavoz de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, critica la “nula voluntad” de la Junta para haber mantenido en funcionamiento un recurso social “fundamental” para la comarca y responde a “un modelo xenófobo de entender a los menores inmigrantes”

La portavoz del grupo parlamentario de Adelante Andalucía Cádiz y responsable de Política Institucional de IU Andalucía, Inmaculada Nieto, ha lamentado el anuncio de cierre del centro de menores El Cobre de Algeciras trasladado el pasado viernes por la Delegación de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta en Cádiz al comité de empresa del centro. La parlamentaria andaluza afirma que “pese a que quieran vender este cierre como un hecho temporal, estamos ante la desaparición de un recurso público de acogida de menores sin ninguna perspectiva de reapertura temporal, puesto que ni está presupuestada la reforma ni se han atendido las propuestas del personal para que se mantuviera el servicio aunque se iniciara la remodelación de las instalaciones”.

Considera Nieto que “con esta decisión, parece más que evidente quiénes están detrás de las acciones del Gobierno de la Junta de Andalucía y de las prioridades que el ejecutivo andaluz tiene sobre la mesa”. Para la portavoz de Adelante, “resulta inaudito que en una comarca que es receptora de inmigración y que el propio Gobierno andaluz anunciaba que tendría una atención especial por sufrir una situación tan difícil, entre otras razones, por la gran afluencia de inmigrantes, se decida a cerrar un recurso de atención a menores inmigrantes que es necesario y está más que justificado”.

De igual forma, la parlamentaria critica que la Junta “tampoco haya cumplido con el compromiso que en su momento se dio a la plantilla en caso de que fuera necesaria su reubicación en otros centros, no se respetan las tablas salariales y encima van a tener que trasladarse”. Nieto considera que “la voluntad política del Gobierno andaluz de mantener el centro de El Cobre ha sido nula” y responde a “un modelo xenófobo de entender el tratamiento a los inmigrantes menores”.

Por su parte, el delegado de CCOO en El Cobre, Juan Antonio Carrasco, ha trasladado a IU el malestar existente entre la plantilla, en torno a 65 trabajadores, que desde el pasado 2 de abril, sigue desempeñando su labor diaria pese a que se llevaran a los menores del centro sin ningún tipo de alternativa pública en la ciudad. Carrasco apunta que las condiciones de reubicación que propone la Junta no respetan las tablas salariales, “esto supone una pérdida que va desde los 200 a los 400 euros, y si a un sueldo de 1.200 euros le quitamos 200, hablamos de un verdadero drama para muchos compañeros”. Carrasco recuerda que El Cobre viene prestando sus servicios desde hace más de 40 años, los últimos 39 desde el ámbito de lo público, en una zona especialmente conflictiva y considera que “mucho nos tememos que el cierre de El Cobre sólo va a ser el primero de los cierres de centros de estas características”.

Share Button
Etiquetas:
 

Comments are closed.