La diputada provincia, Carmen Álvarez, apunta que “se trata del único terreno privado que cuenta con la máxima protección en el Parque Natural y debe ponerse al servicio de toda la ciudadanía, por el alto valor medioambiental de estos terrenos”

La diputada provincial de IU, Carmen Álvarez, se ha hecho eco de una demanda de Ecologistas en Acción por la que pide a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía que estudie la posible adquisición del pinsapar de la Sierra del Hinojar, ubicado en una finca privada en pleno Parque Natural de la Sierra de Grazalema, para que sea incorporado al patrimonio de montes públicos de la administración autonómica, considerando sus valores ecológicos, paisajísticos e históricos. Así, en una proposición que defenderá en el próximo Pleno, la diputada de IU pide a la Diputación Provincial de Cádiz que muestre su respaldo a esta propuesta.

Álvarez explica que el pinsapar en cuestión se ubica en la Breña del Agua, una finca privada propiedad de la sociedad Breña del Agua Investments, SL, del conocido empresario belga Marnix Galle, y que fue incluida, por sus particulares valores, en la Zona de Reserva del Parque Natural, un área de especial protección por su alto valor medioambiental. De esta manera, apunta la diputada que se trata de “el único terreno privado que cuenta con la máxima protección dentro de este Parque Natural y hablamos que un pinsapar que ocupa 19 hectáreas”.

Entiende la diputada de IU es “poco razonable que una zona de tan alto valor ecológico se encuentre dentro de una finca privada, cuando, por ejemplo, la normativa del Parque Natural no permite en las zonas de reserva ninguna actividad económica (ganadería, caza, madera…) y sólo permite en estas zonas las visitas controladas, así como actividades de investigación y educción ambiental, que de cualquier modo, no se pueden realizar si el pinsapar sigue siendo privado”.

Carmen Álvarez recalca que el apoyo que se busca con esta proposición “supone un importante respaldo porque se pretende recuperar un valioso bosque de pinsapos, muy cercano al famoso pinsapar de la Sierra del Pinar, que en su tiempo fue de los vecinos de Zahara de la Sierra y de las Cuatro Villas (Grazalema, Villaluenga, Ubrique y Benaocaz), hasta que a finales del siglo XIX el Duque de Osuna usurpara las fincas en las que se enclavan esos pinsapares”. Por otro lado, apunta la diputada que la valoración de estos terrenos asciende a unos 100.000 euros, “una cantidad que no parece demasiado elevada teniendo en cuenta que el Icona compró el famoso Pinsapar de Grazalema, el coste fue de 18 millones de las antiguas pesetas”.

Share Button

Comments are closed.