Problemas de gestión y uso del PN de Grazalema, trabas en las explotaciones de las cabañas o el fin de las ayudas a razas autóctonas, entre las demandas recogidas por el responsable de Organización de IU Cádiz y concejales electos.

Concejales electos de Adelante en la Sierra, junto al responsable provincial de Organización de IU y futuro alcalde de Puerto Serrano, Daniel Pérez, se han comprometido hoy a trasladar al grupo de Adelante Andalucía en el Parlamento andaluz las demandas y necesidades de los ganaderos de la comarca. El compromiso ha surgido en el transcurso de un encuentro mantenido esta semana con ganaderos de los municipios de Grazalema, Villaluenga del Rosario y Benacoaz, municipios a los que les afecta especialmente la gestión del Parque Natural de la Sierra de Grazalema y al que por problemas de última hora no pudo asistir la parlamentaria de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto.

Precisamente, la gestión del PN y el Plan de Usos del mismo es uno de los asuntos que se puso encima de la mesa, advirtiendo los ganaderos la necesidad de que dicho Plan sea modernizado para lograr eliminar aspectos como la excesiva burocratización y el tiempo de espera para la autorización a cualquier petición de servicio que se plantea ante la junta rectora del parque, tales como permisos para limpias de terreno, para quemas controladas, etc. Un tiempo de espera que, según denuncian los ganaderos, puede llegar a los tres o cuatro meses, llegando incluso al cambio de estación y a que el permiso se reciba cuando ya no tiene sentido la tarea para la que se pidió.

De igual forma, los ganaderos denuncian las limitaciones actuales para construir casas de aperos, de manera que se solicita un mínimo de 3 hectáreas en terrenos de secano y 1 hectárea en terrenos de regadío o las dificultades para poder rehabilitar antiguas construcciones, por lo que solicitan que se disminuya el número de metros cuadrados necesarios para esta autorización.

Los ganaderos se enfrentan además, al exceso de población de jabalíes o cerdos salvajes, que provocan numerosos problemas en la agricultura de la comarca, cruces con hembras de cerdo ibérico, así como una disminución de la flora autóctona y protegida del Parque, por lo que piden mejores mecanismos de control de esta población animal.

Por otra parte, el mal estado de los carriles o la falta de luz son demandas comunes en la comarca. Los ganaderos reclaman ayudas que les permitan acometer la instalación de placas solares que les facilite luz, así como la reparación de carriles, de manera especial, la reconstrucción del casi desaparecido Carril de Barrida, situado entre los Llanos del Republicano y Ubrique y fundamental para permitir el acceso a muchas zonas. Junto a ello, el “insuficiente” tiempo de arrendamiento de terrenos de la Junta de Andalucía para explotación de los ganaderos. Actualmente, estas explotaciones salen a subasta por un periodo de unos cuatro o cinco años, un tiempo que consideran “escaso para poder desarrollar la cabaña”, por lo que piden que esta explotación sea entre 10-15 años o al menos que se sea prorrogable. De igual forma, reclaman que se facilite desde la junta rectora del Parque los trámites para el traspaso de explotaciones, para que en los casos de cabañas que pasen de padres a hijos, sirvan los permisos y únicamente sean necesarias las inspecciones de rigor.

Subvenciones a las razas autóctonas

El mantenimiento de las razas autóctonas oveja merina grazalemeña y la cabra payoya es una cuestión de vital importancia para el sector ganadero. Las subvenciones que reciben en estos momentos por parte de la Junta de Andalucía, provenientes de fondos europeos, culminan este año y como mucho podrán ser prorrogadas hasta 2020. Por otro lado, aluden a los problemas de comercialización de chivos y borregos jóvenes, con precios extremadamente bajos que no se corresponden con el precio de mercado que posteriormente alcanza la carne.

El responsable de Organización de IU, Daniel Pérez, consideró que “es mucho el esfuerzo de los ganaderos de la Sierra de Cádiz para mantener unas razas autóctonas que proporcionan productos de calidad y dan prestigio a la comarca y es evidente que este esfuerzo tiene un coste que, entendemos, debe ser mantenido en parte por la administración, por lo que plantearemos a nuestros compañeros del grupo parlamentario la posibilidad de registrar iniciativas de ayuda al sector por parte de la Junta de Andalucía”. En el mismo, sentido, el concejal electo de Adelante IU-Socialistas Payoyos en Villaluenga, Ángel Fernández, considera “imprescindible la ayuda de los fondos de la Unión Europea como forma de cohesión de la comarca; estamos dando los pasos para que la Sierra de Cádiz actúe como una comarca verdaderamente cohesionada y prospere de manera conjunta, pero aún nos queda mucho por recorrer”, apuntó. Ambos dirigentes se comprometieron a gestionar un encuentro con el grupo parlamentario de Adelante Andalucía en el propio Parlamento y a trasladarle todas las demandas a la parlamentaria andaluza, Inmaculada Nieto, que en un principio estaba previsto que asistiera a este encuentro.

Junto a Daniel Pérez y Ángel Fernández, asistieron a la reunión con los  ganaderos en la Escuela de Espeleología de Villaluenga, los candidatos de Adelante en las pasadas elecciones, Pepi Morales, de Adelante Benaocaz,  David Villa de Adelante Grazalema y Antonio Sellez, de Socialistas Payoyos y miembro de la candidatura de Adelante Villaluenga.

Share Button
Etiquetas:
 

Comments are closed.