El portavoz de IU, Antonio Alba, lamenta la situación de “precariedad y temporalidad cada vez más acusada” que sufre el sector agrícola.

Izquierda Unida pedirá al Pleno de la Diputación Provincial de Cádiz que “se solidarice con los trabajadores y trabajadoras del sector agrícola en su lucha contra la precariedad y la temporalidad cada vez más acusada en el campo andaluz”. El portavoz de IU, Antonio Alba, solicitará en el que será el último pleno del presente mandado, que la corporación provincial inste además, al Gobierno de la Nación a “congelar la subida del sello agrícola en 103,14 euros como máximo, en lugar de la subida que se viene aplicando ahora de 120,75 euros” y a “que tenga en cuenta la casi nula subida del Subsidio Agrario y la renta familiar a la hora de fijar nuevas cuantías en el futuro”.

El diputado de IU lamenta la “incertidumbre y precariedad” que sufren permanentemente los trabajadores del campo y reclama que se tenga más en cuenta esta “difícil situación” a la hora de establecer las cuantías a las que tiene que hacer frente el colectivo. Así, apunta Alba que “la actual ministra de Trabajo se comprometió públicamente a que las cotizaciones de los jornaleros y las jornaleras inscritos en el Sistema Especial para trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social (SEASS) solo subirían 4,40 euros al mes, y que este compromiso se plasmaría en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019”. Sin embargo, “al ser finalmente rechazados los presupuestos, las cotizaciones de los trabajadores y trabajadoras eventuales del campo han subido hasta los 120,75 euros, frente a los 103,14 euros acordados”.

Según incluye la moción de IU, esta subida afecta a un contingente de en torno a 1.200.000 trabajadores agrícolas por cuenta ajena entre fijos y eventuales en el conjunto del estado. Del total existente, en torno a 550.000 residen en Andalucía y Extremadura y por ello acceden al subsidio especial agrario y a la renta agraria, de manera que las personas beneficiarias del subsidio y la renta agraria son de media 184.843, según el último informe del ministerio de julio de 2018. De éstos, 107.907 acceden al subsidio agrario y 76.936 a la renta agraria.

Por otro lado, alerta IU de que el sistema establece una forma de cotización diferente para los periodos de actividad y para los periodos de inactividad y apunta que precisamente “el problema se concreta en los periodos de inactividad de un trabajador eventual del campo, situado en 8 meses de media” y concreta que “en algunos sectores como los cítricos o invernaderos, con campañas de producción más dilatadas en el tiempo se alargan, pero, sin embargo, en determinadas zonas de agricultura de secano, puede llegar a 10 meses de inactividad al año”. Según denuncia el portavoz de IU, “durante los periodos de actividad, tanto si se cotiza por bases mensuales, como si se hace por bases diarias, la distribución de la cuota empresarial y del trabajador es adecuada (11,23% empresario y 4,79% trabajador), sin embargo, en los periodos de inactividad, la cotización del trabajador es de 11,5% sobre la base del SMI”.

Asimismo, indica Alba que “en la subida del SMI a los 900 euros pactada con el Gobierno en el acuerdo con Unidos Podemos para los Presupuestos Generales del Estado, se da la paradoja de que el subsidio de desempleo para las personas trabajadoras agrícolas eventuales se fija por el IPREM, que sólo ha subido un 2% en 2019, por lo que se mantiene en 438,88 euros al mes”.

Share Button
Etiquetas:
 

Comments are closed.