La portavoz de Salud de IU considera que se ha puesto en riesgo la seguridad de pacientes y personal y que “lo que tendría que haber sido una oportunidad para la comarca se ha convertido en un problema”.

La parlamentaria andaluza de IU por Cádiz y portavoz de IU en la Comisión de Salud, Inmaculada Nieto, ha recriminado hoy a la consejera de Salud, Marina Álvarez, haber mantenido una actitud “irresponsable” así como de “total insensatez” al permitir la apertura del Hospital de La Línea en la fecha prevista pese a que “desde el 15 de mayo tenía un informe sobre su mesa preparado por el equipo directivo y avalado por ingenieros industriales e informáticos y que le decía que era materialmente imposible completar las intervenciones pendientes con la suficiente antelación como para realizar una apertura completa con unas mínimas condiciones de seguridad”.

Nieto lamenta que a la pregunta realizada hoy por IU a la consejera sobre las medidas previstas ante los numerosos problemas que presenta el centro hospitalario tras su reciente apertura, Álvarez se haya limitado a pedir disculpas por “problemas ya solventados” y a señalar que esta situación “no ha supuesto la suspensión de los servicios”. La parlamentaria de IU le ha apuntado que no ha habido suspensión en la atención a los pacientes “porque ustedes han sido irresponsables hasta el extremo” y ha señalado que permitiendo la apertura sin que el centro cumpliera con los mínimos exigidos, “se ha puesto en riesgo la seguridad de los trabajadores y de los pacientes”.

La portavoz de Salud ha destacado “de entre los 15 folios con deficiencias que nos han pasado”, aspectos importantes como la falta de suministro eléctrico, que llegó a ocasionar el bloqueo de “hasta siete puertas de emergencia”, así como que “a día de hoy, las lanzaderas por las que tienen que ir los tubos al laboratorio no funcionan, los suelos resbalan mucho y hace mucho frío en la mitad del hospital y mucho calor en la otra mitad”. Junto a ello, otros aspectos como falta de recursos en el área de Salud Mental, que ha pasado de 600 metros cuadrados a 3.600 y que presenta condiciones poco aptas para el tipo de pacientes que debe tratar o la falta de acceso a los historiales médicos de los paciente durante al menos tres semanas.

Nieto lamenta que “unas instalaciones de 40.000 metros cuadrados, en las que se han gastado más de 60 millones de euros de dinero público se han convertido en un problema en lugar de en una oportunidad, ocasionando sobrecostes y sobreesfuerzos al personal”. La diputada recuerda que hace meses que los representantes de los trabajadores vienen alertando de que “un hospital de esta envergadura no se puede atender sin refuerzos en material y en personal”. “Se trata –añade- de un auténtico desastre en una comarca que lleva años esperando este hospital” y afirma que “por fortuna, no ha pasado nada, y sobre todo, porque hasta el personal sanitario ha hecho trabajos de fontanería, de electricidad y de lo que ha hecho falta”.

La parlamentaria afirma que seguirá atenta a la situación del centro y en las próximas semanas volverá a mantener un encuentro con los representantes sindicales para conocer las necesidades del hospital de cara a que este ofrezca una atención de calidad.

Share Button

Comments are closed.