Izquierda Unida solicitará al Pleno de la Diputación de Cádiz que acometa las obras necesarias en la carretera CA-9201 Almoraima-Castellar, que da acceso a la fortaleza declarada Bien de Interés Cultural y cuyo estado hace prácticamente imposible la circulación de vehículos mayores a un turismo, impidiendo el acceso a autobuses turísticos o camiones para abastecimientos necesarios, al tratarse de la única vía de acceso a la fortaleza.

El portavoz de IU en la Diputación, Antonio Alba, pide en la moción que la institución provincial incluya en el próximo Plan de Mejoras de Infraestructuras Viarias las obras para el arreglo de esta carretera de titularidad provincial, así como que se estudie el ensanchamiento de la vía, para posibilitar el paso simultáneo de autobuses en los dos sentidos sin ningún tipo de peligro para la circulación. Tras haber mantenido contactos con el alcalde de Castellar, Juan Casanova, para conocer con exactitud la dimensión del problema, el diputado de IU denuncia que “esta situación crea dificultades para el desarrollo económico y turístico de esta localidad al restringirse notablemente el número de visitas que puede recibir a lo largo del año este Bien de Interés Cultural, algo que no ayuda al impulso que necesita en general la comarca del Campo de Gibraltar, puesto que es indudable el alto valor que ocupa el Castillo de Castellar entre los atractivos turísticos de la comarca”, indica el diputado.

Alba apunta que en diciembre de 2016 la diputada responsable del área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local, Encarnación Niño, visitó Castellar para comprobar los desperfectos ocasionados en esta misma carretera provincial por los aguaceros sufridos en aquel momento en el acceso al castillo. Según explica la moción de IU, los desperfectos más severos que presentaba la carretera CA-9201 en esa fecha se apreciaban en dos enclaves concretos, el punto kilométrico 7,9 y el 9,1. En el primero de los puntos citados, “las escorrentías habían socavado el talud hasta provocar un deslizamiento de ladera” y en el segundo, “se había perdido parte de la plataforma viaria en un margen de la carretera como consecuencia de la erosión”.

Afirma Alba que “el estudio y reparación se calculó en unos 45.000 euros, que se consignarían en el presupuesto de 2017, sin que hasta el día de hoy se haya acometido ningún arreglo de estos desperfectos”.

Por otro lado, IU denuncia que, debido a las lluvias del año pasado, se produjeron nuevos deterioros muy preocupantes en determinados puntos de la misma carretera, llegándose a ocasionar desprendimientos de tierra que dejaron el firme al descubierto, “con el peligro que ello conlleva”, una situación que se ha visto empeorada con las lluvias de las últimas semanas. Apunta finalmente, el diputado de IU, que “aunque durante el mes de diciembre de 2017 se han realizado algunos trabajos de relleno de tierra en el arcén de la misma, éstos se han hecho con una muy limitada consistencia, puesto que a poco que llueve, es arrastrada por el agua”.

Share Button
Etiquetas:
 

Comments are closed.