La parlamentaria andaluza de IU por Cádiz y portavoz adjunta del grupo parlamentario andaluz, Inmaculada Nieto, ha calificado hoy de “inaudito” que al consejero de Salud, Aquilino Alonso, no le conste lo que sucede en la Inspección de Salud en la provincia de Cádiz en relación a las altas médicas que se gestionan en contra de lo estipulado actualmente por la ley. Nieto ha recriminado hoy en la comparencia del consejero en la Comisión de Salud a instancias de IU, que “hay un número de altas muy importantes que se gestionan de manera absolutamente burocrática, donde el médico de familia recibe una carta tipo por parte de la Inspección en la que se le informa de que ese trabajador ya está de alta, un procedimiento deshumanizado, que pone bajo sospecha al trabajador/a enfermo/a, que ningunea el conocimiento de quien conoce los condicionantes de esta persona y que le da preferencia mercantil a la opinión de la Inspección”.

En este sentido, la parlamentaria ha animado al consejero a “cesar” a aquellas personas “encargadas de estos procesos en la provincia de Cádiz que, trabajando para la administración se saltan la ley a la torera”. Nieto ha considerado que “lo mínimo” que se puede hacer desde la propia Consejería de Salud es “cumplir la ley”, concretamente lo estipulado en el RD 625/2014 de 18 de julio por el que se regulan determinados aspectos de control y gestión de los procesos de incapacidad temporal en los primeros 365 días y que establece, según explicó al consejero, “una serie de protocolos que deben seguirse cuando el trabajador está de baja y hay que tramitar el alta”. La parlamentaria indicó que los artículos 5.1 y 6 se incumplen sistemáticamente en la provincia de Cádiz y aseguró que “las relaciones entre la mutua y la Inspección van estupendamente en la provincia de Cádiz, tan es así que a pesar de que el art. 6 establece que el médico de familia emita un informe previo a que la Inspección dé el alta sugerida por la Mutua; esto, en la provincia de Cádiz no ocurre”. Por el contrario, detalló que “en la provincia de Cádiz, la mutua emite el alta, la Inspección la concede y al médico de familia se le comunica”.

Asimismo, apuntó que “los sindicatos se vienen quejando de manera creciente de la burocratización de estos procesos, que terminando colocando bajo sospecha a los trabajadores”. Y recriminó que en la memoria de la Consejería de Salud “se equiparan estas situaciones de trabajadores con bajas temporales con situaciones de absentismo; cuando el trabajador no está ausente de su trabajo por gusto, sino que no va al trabajo porque no está bien y así lo ha dicho su médico de familia”.

Por otro lado, la parlamentaria expuso que sobre la altas por patologías previas que se producen hay “profusa jurisprudencia del Tribunal Supremo diciendo que para equiparar la situación de enfermedad previa del trabajador a un posible fraude hay que probarlo, no se puede dar el alta por lo militar y esto también sucede en la provincia de Cádiz, señor consejero”, indicó.

Nieto denunció, finalmente, que se trata de un claro “incumplimiento del Real Decreto, al haber una clara prevalencia de las mutuas sobre los médicos de familia, con altas que se producen sin ni siquiera ver al enfermo”.

Share Button

Comments are closed.